2016 Año de chicas duras y novelas cortas

Llega el final del año y, como ya no me quedan cabras estrábicas que sacrificar en el altar de los dioses, toca hacer balance de 2016 como año literario. La primera conclusión a la que he llegado es que este año no me puedo quejar. La segunda es que mayoritariamente he publicado relatos largos o novelas cortas; formatos que adoro como autora, pero a los que no es siempre fácil encontrar acomodo. La tercera conclusión es que todas las historias contaban con protagonismo femenino (a veces doble) o con una mujer llevando el peso de la acción dentro de un reparto más coral. 

Pormenorizando un poco, las dianas logradas por mi Schofield, han sido: 

Sigue leyendo

Anuncios