Universos alternativos, mundos imaginarios y personajes femeninos

Estas últimas he estado invirtiendo más tiempo en revisiones y reescrituras de diversas obras, que en la escritura per sé, lo que me ha dado la oportunidad de conocer otros blogs y leer interesantes reflexiones relacionadas con la escritura. Desde el cómo se abusa a veces en ciertos géneros de la violación, a por qué se repiten ciertos tópicos en fantasía épica, cuando podrían evitarse cuando ambientamos las historias en mundos propios, o por qué las mujeres cultivamos poco el western… Y, gracias a ello, me ha dado por reflexionar sobre mi propia obra.

Dejando a un lado mis dudas habituales sobre qué demonios fuma mi musa, me he percatado de que la mayor parte de mis historias se sitúan bien en escenarios y mundos ficticios (sean estos de ciencia ficción o fantasía), bien en una versión alternativa de nuestra realidad. De hecho, entre mis personajes recurrentes actuales, solo las aventuras de Grace O´Hara y la de su sobrina nieta Elisabeth se sitúan en nuestro mundo. Bueno… en nuestro mundo, pero teniendo a vampiros, zoántropos y otros seres sobrenaturales pululando por ahí.  Pero, fuera del componente fantástico, ambas se mueven en escenarios fieles al contexto histórico y social de sus respectivas épocas. El Salvaje Oeste finisecular, Grace. El Hollywood de los cuarenta, Elisabeth. Pero ambas viven en entornos donde resulta factible que Grace sea pistolera y Liz detective privada, además de cazadoras de monstruos. 

halloween-tales-2014-web

Portada de la antología Hallowen Tales 2014, donde apareció el primer relato protagonizado por Liz O´Hara. 

Lo que me lleva a otra conclusión y a una de las principales razones por las que sitúo mis historias en escenarios imaginados o alternativos. Me encanta crear historias con protagonistas femeninas. A la vez, escribo tramas de acción y me gusta, tal vez por la influencia de la literatura pulp clásica, usar escenarios que no sean tecnológicamente demasiado avanzados… Así que, en aras de la coherencia histórica y para no convertir a mi personaje en una excepción dentro de su mundo, muchas veces me ha tocado coger al realidad, retorcerla y modificarla.  Sigue leyendo

Anuncios