Lecturas para playa, casa y monte

No soy muy amiga de los listados, pero hoy me apetece realizar algunas recomendaciones de lecturas, válidas para verano, primavera, otoño e invierno (o el “veroño” de por aquí). No es un listado exhaustivo, ni son todo novedades, pero sí una muestra de libros con los que he disfrutado en los últimos tiempos. 

Piensa en otra cosa 

Ángeles Mora (textos) y Mariví Troy (ilustraciones) 

PiensaportadaPiensa en otra cosa es un álbum fosco para adultos, que nos llega de la mano de El Libro Feroz, y se articula en torno a 22 microrrelatos que centrados en los miedos infantiles.  Esta obra, además de ser una delicia para todos los sentidos, resulta ideal para una lectura conjunta en torno al fuego (alguien recitando, otros escuchando), o en un salón en relativa penumbra, tal vez en una casita rural… Así también desearéis pensar en otra cosa. 

En septiembre tendréis una reseña más amplia en El vals de la araña. 

Every heart a doorway 

Seanan McGuire

EveryPortada¿Se puede ofrecer algo diferente usando como base los cuentos populares, lo legendario o los clásicos de terror? La respuesta es sí, y queda plasmada en esta obra, primera de una serie de  novelas cortas autoconclusivas, aunque interrelacionadas. 

Oscura, y fascinante, ha ganado el Nébula 2016 y el Locus 2017 en su categoría, y es finalista a los premios Hugo y Word Fantasy, aún no fallados.  De momento solo está editada en inglés, pero Alianza nos la traerá en la primavera de 2018, gracias a su sello Runas. 

Podéis leer una reseña más amplia en El vals de la araña. 

Ideal si tenéis ganas de practicar el inglés durante el veranillo. 

Trilogía de Ana Martí 

Rosa Ribas y Sabine Hofmann

PortadaTrilogiaLas autoras nos ofrecen una trilogía de novelas autoconclusivas (aunque merece la pena leerse las tres siguiendo el orden de publicación), ambientadas en la España de los años 50. La primera y la tercera ambientadas en Barcelona, la segunda en la zona del Maestrazgo. 

Novela negra con un toque diferente, atmósferas muy bien trabajadas (la segunda. El gran frío, tiene un aire al mejor cine de terror rural), personajes bien perfilados, entre los que me permito destacar el de Beatriz, la prima de la protagonista. Ana Martí tiene la virtud de ser un personaje creíble, al que vemos crecer de una novela a otra, tanto en lo personal como en lo profesional.  

Los tres libros por orden son: Don de lenguas,  El gran frío, Azul Marino. Siruela ha sacado, además, un volumen recopilatorio con las tres novelas. 

Recomendable para amantes de la novela negra o quienes quieran romper con el prejuicio de que cualquier obra ambientada en la posguerra española es siempre “más de lo mismo”. 

Horizonte Rojo

Rocío Vega 

horizonte_rojo_1_4784_Kle0jZwwSpace ópera que nos llega de la mano de Café con leche, una de esas editoriales pequeñas a las que les gusta currarse las cosas. Publican novela y novela corta,  tanto en digital como en papel. Su catálogo se caracteriza por la presencia de personajes no heteronormativos, protagonismo de personajes femeninos o la mezcla de género erótico y fantástico. 

Horizonte rojo, serial que lleva ahora mismo 5 entregas publicadas en digital y una en papel (recopilando las tres primeras entregas), es un buen ejemplo de esta apuesta.  De momento me he leído la primera, pero no descarto seguir con la serie a ir reseñando en el blog. 

Space ópera ligera, de lectura ágil con buenos momentos de acción, sin dejar a un lado el erotismo. Teje un universo interesante, del que me habría gustado conocer más detalles, sobre todo de algunas razas  alienígenas, aunque entiendo que las limitaciones de longitud obligan a dar las pinceladas justas en este aspecto. Buenos personajes, entre los que cabe destacar a una protagonista que no sabes si estrangular o invitarla a un trago. 

Buena lectura para acompañar con una cerveza o lo que os apetezca. 

Cuentos de Fantasmas 

Edith Wharton 

FantasmasPortadaEl verano es un momento tan bueno como otro para revisar “los clásicos”.  Wharton desarrolló su faceta más conocida como novelista, e incluso ganó  un Pulitzer en 1921 por La edad de la inocencia. No obstante, también cultivó el relato de fantasmas.  Sus historias juegan muchas veces con la ambigüedad y no siempre dejan atados todos los cabos; el espectro puede ser a veces la proyección del alma de un personaje o tomar la forma más insospechada.  Todo esto, mezclado con la visión irónica de la autora de la sociedad neoyorkina de la época o su reflejo de los matrimonios opresivos y tóxicos, crea un conjunto de historias con voz propia. 

Merece la pena destacar joyas como: Después, El triunfo de la noche, Un grano de granada o El día de difuntos. 

Ideal para una noche de lectura en solitario o para arrebujarse en el sofá de una biblioteca vetusta. El triunfo de la noche resulta perfecto para contrarrestar olas de calor 

 

Y , aprovechando que el Piles pasa por Gijón, recomiendo también un par de cosas mías.

El juego de Lax

el_juego_de_lax_5915_fdnju3u3Todavía está disponible en tomo único en la web de Ronin Literario. Ciencia ficción cercana a la space ópera.

Lhera Dao, una mercenaria con dones muy especiales,  es contratada para encauzar a Lax, una IA  rebelde que está causando problemas en Booklive, un entorno de realidad virtual que permite vivir el libro que uno escoja. 

Ambos establecerán un duelo dentro del propio entorno virtual del que puede depender no solo la vida de Lhera, sino el destino de toda Estación Ensueño. 

Instinto Animal

Instinto

Una de las antologías más sólidas en que he participado, tal vez por que acota por tema (licantropía y otras conversiones animales desde la perspectiva de una protagonista femenina) y no tanto por género.